LAS MANOS SANADORAS DE MI PADRE

Isaías 53:5

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

La semana pasada compartí contigo que fuimos a Oklahoma City a la presentación de nuestra sobrinita. Una cosa que no comenté es que ese día el pastor predicó acerca de la sanidad; escuché con atención porque aunque he oído muchísimas predicaciones acerca de la sanidad durante toda mi vida, me causa escepticismo porque he visto los abusos y los circos que muchos predicadores  hacen en las iglesias y en la televisión cuando se trata de este tema.

Cuando era niña presencié varios casos de sanidad inmediata en mi familia. Mis padres se alejaron de Dios por un tiempo pero cuando regresaron a El, Dios se manifestó a ellos en maneras maravillosas. En una ocasión un de mis hermanitos se corto toda la punta de su dedo cuando estaban meciéndose en la reja de nuestra casa, perdieron el control de la reja y se dieron una contra la otra llevándose el dedo de mi hermano. La sangre brotaba a chorros de su dedo y mi madre le gritaba a mi padre para que hiciera algo; en ese momento clamaron a Dios y la sangre paró de inmediato. Vimos que tenia un pedacito de hueso que salia de lo que quedo de su dedo y le vendaron con mucho cuidado. Como todo niño, el siguió jugando, el dolor desaparecido y el se sentía bien; después de varios días vino y le enseño su dedo a mi mamá; ¡el hueso ya no estaba! ¿Qué pasó? Le preguntaron; ¡Oh! dijo, ¡Vino un perro y se lo llevó! Todos nos quedamos sorprendidos porque este huesito era motivo de dolor para el; no sabíamos que hacer con el porque o era cortárselo, o esperar a que la carne lo cubriera de nuevo; Dios se encargó de mandar a un “perro” un angel-perro; yo no se, el asunto es que ya no hubo mas problema con el dedo. Hasta este día se ve como sanó su dedo después de lo que paso. En otra ocasión mi hermanita mas pequeña que estaba durmiendo en su cuna, se despertó gritando, todos corrimos a su cuarto y vimos que había roto la ventana y se había cortado; estaba llena de sangre; mis padres clamaron a Dios por ella y la sangre se detuvo inmediatamente. Estos son dos ejemplos milagrosos de la mano de Dios sanando inmediatamente. Yo lo vi con mis propios ojos; nadie me lo platicó. El otro maravilloso ejemple de un milagro de sanidad es del que he estado hablando desde el principio de este blog; cuando Dios me resucitó el día 13 de Febrero, 2008. después de que yo me quite la vida en un acto de desesperación. Si no sabes esta historia, ve a la cejilla de arriba de esta pagina y lee “Mi testimonio”.

Yo se que para mucha gente esto es un tema de controversia; algunos no creen que Dios ya sana en estos tiempos, y otros si lo creen. Hay peligro en decidir por Dios y en entender los porqués de sus decisiones. No podemos poner a Dios en nuestros “moldes”. El es infinito en todo lo que hace, no podemos pretender enternderle por completo, al menos que El nos lo revele claramente; ¿porque Dios no sanó al apóstol Pablo? Léelo en tu Biblia, Dios tenia una muy buena razón y se lo revelo a Pablo. A veces Dios tiene un plan mayor en no sanar a alguien. Yo he aceptado la situación con mi vejiga por esta razón; si, le he pedido a Dios que me sane porque es muy molesto. No se si te he explicado antes que es lo que me pasa pero cuando apenas me “diagnosticaron” el doctor me dijo que era ¡cistitis intersticial! Esta es una enfermedad INCURABLE, y me dijo esto sin tomar ningún examen medico. Yo lo busque en el Internet y fue así que me entere de que era. ¡Y claro que me asuste! ¿Te imaginas? ¿No tener esperanza de sanar de esto? Estos son los síntomas: Orinar muy seguido, ardor, y dolor. Por un tiempo, después de haber estado en el hospital recuperándome después del suicidio; todo iba bien con mi vejiga; yo pienso que como me dieron una cantidad tremenda de asteroides eso ayudo a que se compusiera por unos meses; pero cuando los síntomas regresaron; ¡REGRFESARON! ¡FUERTE! Los doctores en Texas me dieron los mismos remedios que ya todos me habían dado antes. Cuando regresamos a Oklahoma decidí, al fin ir a un urólogo para ya al fin saber fuera lo que fuera. Cuando me pusieron la cámara dentro de la vejiga para ver por dentro, lo primero que le pregunte al doctor fue: ¿Es Cistitis intersticial? ¡NO! Me dijo ¿Cancer? ¡NO! respondió. Me hizo otros exámenes donde prueban a ver como vacía la vejiga y allí esta el problema. ¡MI BEJIGA ES DEBIL! ¡No vacia todo cuando orino! Entonces regresan las sensaciones de ir de nuevo muy pronto, y ¡así se vuelve un circulo vicioso! A la vez ya siendo mayor de edad, cuando toso o estornudo a veces se me sale la pipí como a muchas personas mayores, especialmente mujeres! ¡Que pena! Entonces me dijo el doctor: Tenemos un dilema señora, si la opero para que ya no tenga “accidentes” ya no podrá orinar sin catéter por el otro problema que tiene. Yo estaba tan aliviada de que no eran las otras dos posibilidades que pensé: ¡Pues puedo vivir así! Luego el doctor añadió: Tenemos una medicina que puede ayudarle para fortalecer los movimientos de la vejiga, la podemos tratar a ver si le ayuda; el único efecto secundario de este medicamento es que la va a hacer ¡sudar! Y asi es. Desde entonces he estado tomando esta medicina; y ¡siiiiii que me hace sudar! Pero si me ha ayudado mucho.

En fin cuando el pastor predico en cuanto a la sanidad, me tocó; ni me di cuenta cuando el pidió que se parasen aquellos que quisieran oración por sanidad, que ya me había yo puesto de pie. Luego les pidió a los creyentes a mi derredor que ellos pusieran sus manos sobre mi y orasen por mi sanidad. Todos lo hicieron y nos fuimos a la casa de mi sobrino a celebrar la fiesta de la nena. No fue hasta unos días después que note la mejoría en mi. Cuando oraron por mi, una mujer allí me pregunto si había sentido “algo”, no le dije, lo que quisiera es ya no sentir mi vejiga, siempre la siento. Bueno, estoy mucho mejor gracias a Dios, ya a veces ni me levanto por la noche a ir a baño, ¡Imagfinate! ¡Eso no me sucedía desde que era joven! Lo único que puedo decir es ¡GLORIA SEA A DIOS! ¡GRACIAS PADRE!

No se si tengas alguna situación de salud que te tiene atado, desanimado, temeroso. No dudes del amor de Dios, si El escoge no sanarte es por algún propósito mayor de lo que te puedas imaginar, pero tampoco dudes en pedirle que te sane. EL PUEDE, EL QUIERE, PIDELE COMO HIJO, HIJA, NO COMO MENDIGO. EL TE PUEDE SANAR COMO PRUEBA Y TESTIMONIO DE SU AMOR, Y PARA SU GLORIA.

Marcos 16:18

… tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

http://youtu.be/zn_765i3XgQ

About these ads
Entrada siguiente
Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Estrella Montealegre de Albarran

  • Entradas Recientes

  • Visitas

    • 38,271 hits
  • Ingresa tu correo electrónico y suscríbete a mi blog para recibir las notas que se publican regularmente en este sitio.

    Únete a otros 1.269 seguidores

  • Calendario

    noviembre 2011
    L M X J V S D
    « oct   dic »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.269 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: